ESPAÑA MONARQUÍA PARLAMENTARIA

Quiero poner mi grano de arena en el avance hacia la democracia de España, donde nadie pueda heredar esta nación con sus habitantes, solo se heredan los vasallos y los esclavos. Mientras seamos objetos patrimoniales, nunca, pero nunca seremos una democracia libre, las personas que no son libres no pueden tener un estado democrático

Álvaro Flórez Estrada 1810: Nos trascribe las cartas de Carlos IV a Napoleón, al cual en sus misivas pide ayuda de manera indigna, El texto de una os trascribo: "Protexto y declaro que todo lo que manifiesto en mi decreto de 19 de Marzo abdicando la corona en mi Hijo, fue forzado por precaver mayores males, y la efusión de sangre de mis queridos Vasallos, y por tanto de ningún valor. Aranjuez y Marzo 21 de 1808. Yo el Rey." a continuación Estrada lo llama indecente e indigno mendigo.

No entro a juzgar los acontecimientos que al poco sucedieron a partir del uno de mayo. Pero se desprende de este escritor liberal, que de ningún modo era partidario de los franceses, el que aquellos reyes no tenían decencia. A pesar de sus insultos a Carlos IV, intentó reponerlo en el trono y tuvo que huir de Fernando VII exiliándose en Londres. El pueblo, siendo "vasallo" de estos reyes. Antecesores en sexta generación de los nuestros presentes, no tenia ni voz ni voto, era la monarquía absolutista. ¿Tenemos ahora voz? No creo, si tuviésemos voz, sería imposible este caos de corrupciones por doquier.
LA DECADENCIA Y DEGENERACIÓN POLÍTICA ESPAÑA
Los Tiempos de Luis Candelas de Juan León El Rey de la Serranía, y por que no, de los bajo barrios podridos de Londres de Calos Dickens, o del francés Ponson du Terrail o tantos infames y maquiavélicos lugares que la literatura universal nos muestra, se quedan en mantillas al lado de la actualidad española. ¿Llegará el día en que los cantores de gestas y romanceros, inmortalicen por generaciones a los degenerados que nos engañan en el presente? Cantores de gesta son, los modernos artilugios que dejaran indeleble testimonio del presente, hasta después de desaparecidos los ahora pobladores, cuando no queden ni nuestros huesos, otros seres llegaran y se asombraran de la actual ignominia, que descubrirán en sus excavaciones. Asombrados quedaran y nos denominaran Homo infame. Me queda el consuelo de que igual que hemos descubierto la civilización Hitita, puedan ser nombrados los jefes de nuestro desastre con nombres y apellidos. ¡A ellos!, que no tienen sentido de la decencia no les importará, pero, río de antemano, cuando en mi mente, veo, en plazas públicas, de los nuevos seres, a estos villanos recibiendo el deshonor que se merecen.
Busco y rebusco la manera de expresar la cuestión presente y no puedo, mucho me cuesta escribir, escribir para nada. Cada día salen casos más y mayores de corrupción, unos echan la culpa a los otros… Pero pensando en ellos mismos, con el miedo en el cuerpo, los que están, por que no haber medrado lo suficiente y los que llegan, por si el chollo se les acaba. Ni los que entran ni los que están, hablan sinceramente de los ladrones que les acompañan y de la guarida que los aloja. ¿Acaso es un sacrificio supremo dejar el pedestal en beneficio del pueblo? ¿Qué presidente, ante la incapacidad de controlar la desvergüenza ha dejado el empleo? O se van los podridos o nos envilecemos todos. Tienen la esperanza de que nos rindamos nosotros, el pueblo, y admitamos las cosas como están. Sin control ni decencia, y creo que lo consiguen ¿Dónde estas Pueblo? Respira que no te siento. Tu voz es el sufragio. ¡No te equivoques!
 
inicio