ISABEL PANTOJA TIUNFANTE
Isabel Pantoja, digna representante de la canción española y de la corrupción y enriquecimiento a costa del pueblo. Es la típica imagen de la falta de principios y de respeto a sus semejantes. No podemos encontrar otra fórmula e icono, más característica de los problemas gravísimos de nuestra patria. Sin mostrar arrepentimiento, sale de la cárcel de la mano de un funcionario del pueblo, que más parece un lacayo reverenciando a la falta de dignad.
Como todos los grandes traidores al juramento dado, ni se humillan ni se esconden. Es el triunfo del mal, y la falta de socialización y reinserción, adquiridas en los centros de rehabilitación. El funcionario en vez de ayudar a los rehabilitados, se rinde a los pies del corrupto y ladrón que no repone lo escamoteado. Que pana.
 
inicio