PECES EN MÓSTOLES

LOS PECES DEL ARROYO DEL SOTO

El verano de 2009, por primera vez después de más de 30 años, se vieron alevines de peces en el Arroyo del Soto de Móstoles, peces que subían intentando remontar las corrientes de agua, provenían del río Guadarrama, que a su vez, carece de vida, completamente contaminado a su paso por Móstoles.
El rió Guadarrama se ahoga por falta de oxigeno con síntomas de muerte eminente. Esto quiere decir que a su vez el Guadarrama también ha tenido un momento de mejora, permitiendo el transito de los peces.

Me han contado los antiguos mostoleños, que en el Arroyo del Soto hace 40 o 50 años la gente se bañaba en sus aguas, había arenas blancas y limpias, y vida en sus aguas, condicionada a la época de lluvia, pues el arroyo se secaba normalmente en verano. Ahora no se seca, nutriéndose de las aguas fecales de Móstoles.

En la primera mitad del siglo XX las orillas del Soto conocidas como La Vega, se regaban con el agua provinente de la presa del Soto, que aun tenía funcionalidad después de más de 500 años de existencia.
Por desgracia y a pesar del informe de la CAM, haciendo constar su importancia, el abandono de nuestro patrimonio, es tan grande que la presa se esta perdiendo, tenía la misma elementos interesantes como contrafuertes, aliviaderos o compuertas que han desaparecido.
Tengamos la esperanza de que la concienciación ciudadana ponga remedio a estos males, ya que en sus manos está elegir los futuros representantes y los nuevos esperemos se preocupen del patrimonio publico y no del suyo.