LA TOMA DE LA BASTILLA

No será tan importante como muchos historiadores certifican, pero es, fue y será el símbolo del triunfo del pueblo sobre la dictadura, el absolutismo y la corrupción.
Es una lección didáctica, que no se debe olvidar: Al carro de las revoluciones se apuntan, charlatanes, ambiciosos, incompetentes, sanguinarios y dictadores, tanto o peores que los suprimidos. Las ilusiones se frustran y los sueños se desvanecen. Al final surgió la revolución y la Republica Francesa.
Este dibujo de La Bastilla concuerda con las pinturas que de ella se han hecho
inicio